ProInnova e Hispalinux

El grupo ProInnova nació en gran parte como resultado de una reunión abierta que se mantuvo durante el Cuarto Congreso de Hispalinux. Durante esta reunión se reconoció, entre otros, el peligro que suponen para la libertad de innovación en software las patentes de software y otras medidas legales como la directiva europea sobre copyright. Por ello se decidió iniciar un grupo que trabajase para estudiar estos temas, informar a la sociedad sobre sus implicaciones, y tratar de influir sobre la evolución de estos temas.

Actualmente, Hispalinux proporciona parte de la infraestructura que usa ProInnova:

Además, Hispalinux apoya completamente las campañas de ProInnova, y sus socios son muy activos en ellas. Entre otros apoyos, refrendados por la Junta directiva de Hispalinux, pueden destacarse los siguientes: